Archivo mensual: abril 2009

Yo grito, tú berreas….

Mi madre mete berridos con el fiurbol

Mi hermana con el tenis

….y mi padre mete gritos. Punto.

Eso sí, cuando los meto yo, me dicen que baje la voz, que estoy hablando muy alto.

Trillo, a que manda webs? xP


La famiglia….

Hay gente que vive en un universo paralelo….. esta perceba se ha diseñado su propio universo paraLELAS…. XP


Primes

Las prime son lentes fijas (sin zoom) las cuales suelen ser pequeñas y ligeras, de focales medias y usadas generalmente para retratos. Son de alta calidad óptica y suelen poderse encontrar con F bajas, para usarlas plenamente en entornos con poca luz, interiores, generalemente.

El atractivo es conseguir una lente luminosa a un precio asequible, para las distancias cortas o medias. Con una lente de 50mm eq., en APS-C estaríamos hablando de 75mm, con lo que sacarías en un coche los ojos de la persona de al lado, pero conseguirías retratos y escenas a distancias medias.

Aquí podemos encotrar un interesante artículo (y corto de leer) sobre la relación entre los retratos y las distancias focales. El 50mm en FF es el equivalente al ojo humano, aunque se tiende a usar más el 75mm (50mm en APS-C) porque evita deformaciones: http://www.ephotozine.com/article/Focal-lengths-in-portraits-5687

El equivalente al ojo humano son los 50mm eq. Para los 50mm, en APS-C, equivaldríamos a 75 u 80mm, lo cual se hace ya con un poco de demasiado zoom para una mesa o interior de coche, así que en APS-C deberíamos tirarnos a por lentes de 28-35mm para hacer fotos a nuestros compañeros de mesa en un bar. También podríamos probar con la focal más alta de un gran angular, pudiendo captar las escenas de la mesa, más que los retratos de cara.

El problema que existe con los primes es que tendremos que movernos nosotros para encuadrar, al no ser zooms.

La nitidez de los primes es excepcional comparada con los zooms; la ley de la balanza. Habremos de tener cuidado con las aberraciones cromáticas con luces artificiales, ya que serán las condicioens de muchas de nuestras fotos, por ejemplo.

Podemos usar algunos de ellos como buenos macros. La profundidad de campo suele ser reducida y les hace ideales. Desenfocan que da gusto. Ideales también para fotografía creativa.

 

Así, para lentes de 50mm eq., tenemos dos marcas: Nikon y Sigma

 
Comparación de lentes de 50mm:
http://www.decamaras.com/CMS/component/option,com_objetivos/Itemid,291/func,comp/comp,1/objetivos,3-219-324-356

Ccomparación de lentes de 30mm:
http://www.decamaras.com/CMS/component/option,com_objetivos/Itemid,291/func,comp/comp,1/objetivos,90-197-198-67


El gran angular

No confundir con un ojo de pez 😛

 

Para comenzar, un artículo de Ken Rockwell:
http://www.kenrockwell.com/tech/how-to-use-ultra-wide-lenses.htm

Aprendizaje extraido:

  • Se recomienda su uso con cámaras FF, al perderse precisamente en APS-C el corto rango focal que se busca.
  • De todas formas, existen válidos en APS-C entre 10 y 20mm eq.
  • No se debe usar filtros polarizadores, por el ángulo que abarcan, ya que saldrán oscuras las fotos a los lados de la orientación del filtro.
  • Tienen un gran problema para encuadrar sin incluir objetos que distraigan. Por ello se usan más en escenarios uniformes, solitarios o acercándose mucho al objeto a fotografiar.
  • Da igual si son buenos o no. Son caros, pero si se saben usar las fotos resultan espectaculares. Ideales para arte. Impactantes.
  • La nitidez sí que es excepcional. Sólo hay que tener cuidado con las aberraciones cromáticas y la nitidez en esquinas.

 

Así tenemos tres marcas: Nikon (prohibitiva), Sigma y Tokina. El de Tamron no da la talla por ese precio.


Esta va de objetivos

Cuando se escoje un equipo fotográfico, generalmente lo que más valora el neófito es la cámara o “cuerpo”. Tenemos esa tendencia natural a escoger la cámara e incluso pensar que hará unas fotos maravillosas por nosotros.

Las cámaras, se pueden comprar solas o con un objetivo. El del “kit”. Generalmente, el objetivo del kit es ciertamente mejorable o una auténtica bazofia.

¿Y por qué hablamos de objetivos?, pues porque son los grandes  ninguneados por los neófitos. Generalmente, tendemos a pensar que el objetivo que trae el kit es el adecuado y que no frenará las prestaciones de la cámara en absoluto. Pues bien, resulta que el objetivo también importa, y “más” que la cámara.

Los radioaficionados dicen desde siempre que no se debe hablar de política, religión, sexo ni fútbol, para no crear polémicas y malos rollos. Lo mismito que en los foros y chats, amos. Pero también dicen que una buena emisora con una antena mediocre es mucho peor que una emisora mediocre con una buena antena.

Pues lo mismito ocurre con los objetivos. Puedes pillarte una cojo D3 con un cutreobjetivo de kit o pillarte una D80 con un cojoobjetivo y así comprobarás los resultados. Da igual la resistencia al ruido en alto ISO, el enfoque fino, los 14 bit de color, que llegue a F1…. si tenemos un objetivo como el culo de un vaso de vidrio. No tendremos nitidez, parecerá que las cosas estén desenfocadas, perderemos velocidad en baja luz….

Por el contrario, si le ponemos a una D80 (muy buena cámara, por cierto!)  un objetivo “pata negra” , como dicen los forofos del tema, conseguiremos un hardware de prestaciones geniales, salvo por los 14 bit y el ruido a más de 800 ISO, obteniendo fotos de gran nitidez y color, sin aberraciones cromáticas, ghosting, viñeteo, con autoenfoque rápido y preciso….

Además, esto de la fotografía reflex es como casarse, como ya dijera anteriormente. Y me refería a que generalmente te compras dos o tres objetivos, y si estás contento con ellos, lo que vas actualizando el la cámara, que además, en conjunto, es lo más barato del equipo.

Así que, sin entrar a detallar los aspectos (ribeteados antes) para evaluar objetivos, sí expondremos una serie de sitios para poder evaluar objetivos en toda su magnitud:

Así, por ejemplo, podemos llegar a conclusiones como que un objetivo de 130 euros va de cine o que un objetivo de 650 euros es perfectamente suficiente frente a un patanegra de 1800 euros, el cual no justifica esa tremenda diferencia de precio.

Hoy en día, lo mejor es pillarse un todoterreno decente y luego ver qué más se precisa para usos más específicos: gran angular, retratos/macro a baja luz y telezoom.

Pero que no se nos olvide una cosa. Esto no vale de nada, sin una buena foto que inmortalizar.


Lo sencillo es lo que funcionará bien siempre

Ya no hablo de las cosas que tienen pocas partes móviles dentro y por eso duran más, sino de no complicar las cosas innecesariamente.

Ken Rockwell es un fotógrafo que mantiene una web en http://www.kenrockwell.com/, y en una de las guías de usuario que publica para cámaras concretas, explica en el pimer punto, para impacientes, cómo hacer buenas fotos con esa cámara.

Según él, los pasos a seguir son:

  1. Haz la foto. Mírala en el visor LCD. ¿Te vale?, se acabó. Si no…
  2. ¿Demasiado oscura o demasiado iluminada?. Cambia la compensación de exposición. ¿Te vale ahora?, se acabó. Si no…
  3. ¿Colores incorrectos?. Cambia el white balance. ¿Te vale ahora?, se acabó. Si no…
  4. ¿Contraste, saturación u otros ajustes que estén mal?. Cambia los ajustes en la cámara. ¿Te vale ahora?, esta te ha costado, ¿eh?. Si no…
  5. Me da que no estás en el sitio correcto, o a la hora correcta o mirando en la dirección correcta. Nunca es culpa de la cámara.

Y es que el jodío tiene toda la razón 😉 Como decía otro, “si no sacas buenas fotos es que no te pones lo suficientemente cerca”.

El equipo ayuda, mucho, pero la cosa es mucho más sencilla que eso.