Lo sencillo es lo que funcionará bien siempre

Ya no hablo de las cosas que tienen pocas partes móviles dentro y por eso duran más, sino de no complicar las cosas innecesariamente.

Ken Rockwell es un fotógrafo que mantiene una web en http://www.kenrockwell.com/, y en una de las guías de usuario que publica para cámaras concretas, explica en el pimer punto, para impacientes, cómo hacer buenas fotos con esa cámara.

Según él, los pasos a seguir son:

  1. Haz la foto. Mírala en el visor LCD. ¿Te vale?, se acabó. Si no…
  2. ¿Demasiado oscura o demasiado iluminada?. Cambia la compensación de exposición. ¿Te vale ahora?, se acabó. Si no…
  3. ¿Colores incorrectos?. Cambia el white balance. ¿Te vale ahora?, se acabó. Si no…
  4. ¿Contraste, saturación u otros ajustes que estén mal?. Cambia los ajustes en la cámara. ¿Te vale ahora?, esta te ha costado, ¿eh?. Si no…
  5. Me da que no estás en el sitio correcto, o a la hora correcta o mirando en la dirección correcta. Nunca es culpa de la cámara.

Y es que el jodío tiene toda la razón 😉 Como decía otro, “si no sacas buenas fotos es que no te pones lo suficientemente cerca”.

El equipo ayuda, mucho, pero la cosa es mucho más sencilla que eso.

Anuncios

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: