Archivo de la categoría: Móviles

Sandwitch de helado para todos en un verano ICS: instalando Ice Cream Sandwitch 4.0.4 ICS333 en mi Galaxy S GT-I9000

Cierto. Cada vez cantan más los títulos a SEO por los cuatro costados, eh?, pero es que es clave para que la gentuza como yo encontremos las cosas que buscamos en internet.

Pues sí. Llegó el veranito. Con sus nubarrones, sus lluvias, sus 20 grados….. su chubasquero, jersey…..

Y como a nuestro querido amigo el Samsung Galaxy S GT-I9000 le queda todavía mucho zumo que exprimir, aunque los de Samsung digan que “no sin mi TouchWiz”, pues me puse a buscar la experiencia de la gente instalando el ICS en el Galaxy S (anda mira!, sin haberlo querido, me ha salido un….arf! XP)

Aunque no me he liado a profundizar en el tema de los diversos tipos de ROMs base, sí distingo entre AOSP, AOKP y CM9 (Cyanogenmod 9).

  • la última (CM9), sigue en beta, aunque tratan de sacar la primera versión estable por estas fechas. La única vez que la probé (CM7) me dio demasiadas movidas.
  • la AOKP, me la recomendaron y está basada en CM9, así que realmente también es beta. La probé (la milestone 5), me gustó bastante (primera impresión de ICS en mi móvil) pero tenía un par de “pequeños” problemillas con ella.
  • las AOSP, como la Slim y la ICS333, son las más estables, más cercanas a la stock rom, y con más memoria libre. De estas, me he quedado con la ICS333 y no la quito, oigan. Luego hablaremos de ella.

Como decía, la AOKP tenía un par de “pequeños problemillas”:

  1. No me funcionaba el 3G, así que en cuanto me salía fuera de una red wifi, lo llevaba claro si quería tirar de google maps o webs. Sé lo que estáis pensando, pero es que ni siqueira me funcionaba el EDGE. Todo el rato en GPRS. Siguiendo un tutorial, probé los dos firmwares del tfno portados desde el Nexus S (KF1 y KB3), que es el mismo hardware, al parecer. Mucha gente alucina con el cambio. Yo también, pero para peor. Realmente ese movimiento hizo que mi tfno tuviera MUCHA MENOS OREJA. Así que me quedaba sin cobertura incluso funcionando en 2G al salirme de las zonas pobladas. Una castaña, aunque en otros países hablen maravillas de esos firmwares, pero ya se sabe: “Spain is different”.
  2. Mi hombría se sentía un tanto incómoda con una ROM cuyo logo es un unicornio rosa rodeado por un arcoiris de colores….ejem!…..

ICS333:

Caballeros y cabelleras….. he de reconocer que esta gente (el Navajita y alguno más) han realizado un trabajo EX-CE-LEN-TE. Tenemos una web limpia, ligera, útil, libre de problemas. Va de cine, aunque consume un pelín más de batería que la AOKP, pero no es en absoluto problemático: DURA.

El paso de GB a ICS ha sido fenomenal, ya que mi tfno parece otro, durando la batería “lo mismo”. La impresión es que la pantalla es mayor y más nítida, así como que el tfno va más suelto.

El paso de AOKP a ICS333 ha hecho que mi Galaxy S pegue el salto a la hipervelocidad comparado con cómo iba con Gingerbread.

A grosso modo os pongo los pasos para instalarla:

  1. Instalar la ROM Gingerbread JVU en el GT-I9000 con ODIN
  2. Instalar el CF-Root con ODIN, para rutearlo e instalarle el CWM (Clockwork Mode) y así tener modo recovery libre de bloqueos.
  3. Limpar a factory defaults y al dalvik cache
  4. Formatear la memoria interna SD
  5. Instalar la ICS333 según el tutorial
  6. Instalar las Google Apps
  7. Wipe de nuevo
  8. A disfrutar!.
Un par de recomendaciones para el tema batería:
  • Poner al 0.7 la saturación de los tres colores y el gamma de los mismos al -20. Se consigue que la pantalla luzca lo justo cómodamente en intemperie e interior, ahorando batería.
  • 800 mhz. de frecuencia máxima de procesador.
  • instalar la última versión acabada en “s” del kernel Semaphore.
  • instalar el NovaLauncher. sinpalabrosoigan…..XPPP
Aquí os pongo unos enlaces:

Instalando AOKP ICS en el Samsung Galaxy S GT-I9000

Bueno, bueno, bueno…… pues que soy un culo inquieto y no puedo remediarlo 😛

Yo tenía mi 2.3.5 (ni siqueira la últimísima 2.3.6 con el value pack) instalada y personalizada a mi gusto, con el Galaxian kernel rigiéndola. Pero “fffffjátetú” que veo que hay ICS para el pequeñín y que encima los de Xataka me lo ponen delante de las narices. Y claro, uno no se puede resistir…..

Dicho y hecho, busqué cómo hacer una imagen de lo que tenía hasta ese momento y tirar palante pudiendo restaurar a mi estado actual. Este tutorial es el resultado del tema.

 

1. Instalar la última gingerbread y el último CWM y root, para poder instalar esta ROM ICS:

Install latest Samsung formware for Galaxy S, based on Android 2.3.6 Gingerbread — XXJVU:
http://www.theandroidsoul.com/xxjvu/

Instalar Clockworkmod recovery y root en XXJVU:
http://www.theandroidsoul.com/root-xxjvu-firmware/

 

2. Instalar AOKP ICS (basada en CM9) Milestone 5 en Samsung Galaxy S GT-I9000:

El tutorial de instalación:
http://www.theandroidsoul.com/galaxy-s-gets-android-4-0-based-aokp-rom/

FAQ del estado del arte de CM9 para el SGS:
http://teamhacksung.org/wiki/index.php/Experimental:GT-I9000:Frequently_Asked_Questions

Known issues de CM9 en el SGS:
http://teamhacksung.org/wiki/index.php/Experimental:GT-I9000:Known_issues

Backup y restore NANDROID desde CWM (o app CWM Manager o app ROM Manager): o cómo generar un ROM (una imagen) del estado actual de tu tfno
http://www.vikitech.com/10347/perform-nandroid-backup-restore-android-device

AOKP Galaxymtd Milestone 5:
http://forum.xda-developers.com/showthread.php?t=1524108

Descargar la ROM (última milestone = última estable; última build es la última de desarrollo, conteniendo bugs y arreglando cosas de la última milestone):
http://teamkang.kangdroid.org/roms/galaxysmtd/

Descargar las Gogole APPS ICS Signed:
http://goo.im/gapps/
(http://goo.im/gapps/gapps-ics-20120429-signed.zip a día de hoy)

 

 

3. Los pasos que seguí yo:

1) Backup NANDROID
2) copiar ROM y Google APPS a un directorio colgando de la /sdcard
3) reiniciar en modo recovery
4) hacer wipe/factory defaults
5) hacer wipe cache
6) hacer advanced wipe dalvik cache
7) install zip form sdcard: ROM
8) reiniciar en modo recovery
9) install zip form sdcard: google apps
10) wipe data/factory defaults
11) reiniciar y ejecutar asisitente
12) tras darle la lave de la wifi, se restaurarán datos y aplicaciones de la copia de seguridad de google
13) personalizarlo
14) hacer algún hack para tema de roaming, por ejemplo

 

 


Reciclando folios

Hace prácticamente el año que Toshiba lanzaba su tablet Folio 100, con nVidia Tegra 2 y Android 2.2:

 

La stock ROM limitaba mucho y es gracias a la comunidad de desarrolladores que podemos darle nueva vida a esta folio: reciclarla 😉

 

Lo primero y mas importante es instalar un recovery decente: el CLOCKWORKMODE (CWM).

Los dispositivos android arrancan un recovery mode (desde ahora CWM) para mantenimiento o si no, el sistema operativo. Al CWM se entra arrancando con una combinacion de teclas específica para cada dispositivo Android.

Total, que el que viene con el Toshiba está capadillo y enfocado a lo que Toshiba quiera: updates autorizadas y factory resets.

Metiendo un CWM no capado podremos flashear ROMs almacenadas en ficheros zip desde la tarjeta interna o externa.

Si metemos un CWM normal último modelo, podremos meter el foliomod, resetear y arrancarlo en su primer inicio para que se expanda y configurarlo.

Si metemos un CWM modificado hecho para la version Cyanogenmod 7.x, podremos meter el Cyanogenmod 7.1 y luego el Zip de las Google Apps, que no vienen incluidas por varias cuestiones legales. Con el CWM normal ultimo modelo no he conseguido que meta las Google Apps sin problemas.

Y la madre del cordero es llegar a estas conclusiones y tambien el instalar el CWM tras hora sy horas de tropiezos en foros y pruebas.

Para instalar el CWM necesitas una rom rooteada, asi que, o ruteas la que tengas instalada con el superoneclick usando un pc y un cable USB, o flasheas una foliomod, que ya viene ruteada.

Tras ello, machacas el CWM de Toshiba con un fichero “recovery.img” que contenga el CWM que kieres. Para ello usas un Terminal Emulator del market (o un Better Terminal) y tras copiar el fichero con el Root Explorer a un “/data”, ejecutas un par de sencillos comandos para machacar un punto de montaje con el contenido de ese fichero (sin las dobles comillas, claro):

  • “su -” (acordaros de aceptar el permiso root)
  • “cat /data/recovery.img >/dev/block/mmcblk0p7”

En el caso de estar metiendo el CWM sobre una ROM Folioblur (una castaña que NUNCA NUNCA NUNCA aconsejo instalar), cambiad el “mmcblk0p7” por “mmcblk3p7”.

Reinicias y VUALASS!

Ahora ya le puedes meter la Cyanogenmod y las Google Apps y luego hacer un “wipe” (reset to factory defaults) antes del primer arranque, el cal tarda más que el arranque normal.

Nota 1: Del Zip de la Cyanogenmod hay que eliminar el aserto del script de update o no te instalará con un error.

Nota 2: Cyanogenmod no machaca el CWM, pero FolioMod, FolioBlur (una PUTA mierda) y la stock rom, sí lo machacan al flashearlas. Esto obliga a meter de nuevo el CWM de Cyanogenmod si quieres volver a flashear esta.

 

Enlaces de interés:


JoVeTe 2.3.5 veces con el CWM del recovery 3e

Lamadrequelos…. y me quedo corto.

Mira que las cosas iban “seamless”, por así decirlo, pero siempre a alguien se le ocurre un cambio “genial” (dudosamente, claro) y te la lían. Esto es lo que ha pasado con la última stock ROM del SGS i9000: la JVT 2.3.5.

Que nadie me malinterprete. La ROM está de cine, salvo un par de detalles, pero el problema planteado es a la hora de darle tiza cacharreando:

  • Viene con un mal endémico: el famoso FC (pete de la aplicación y “Force Close” antes de reiniciarse esta) del Phone.apk. Dicha aplicación es la que gestiona el tema del móvil. Pues bien, cuando estás en una llamada con el manos libres y cuelga el otro, se está el móvil congelado unos segundos y sale el mensajito. Ves cómo pierdes la cobertura a “sin señal” y luego vuelve de nuevo, tras reiniciarse el phone.apk.
  • Modifica el CWM con el recovery 3e. Esto hace que sea imposible meterle “unsigned zips”, que son ficheros zip con tweaks para personalizar o incluso arreglar el móvil.
Sobre todo el tema del recovery 3e es el que más toca las narices, puesto que precisas meter un unsigned zip para solventar el fallo del phone.apk. Lo que se llama el “Phonefix”. Así que el proceso completo discurre por los siguientes pasos:

Mi propia experiencia Gingerbread 2.3.4 JVP

Como me han preguntado cómo he hecho yo exactamente las cosas, y mira que hay tutoriales chulos que he compartido…. pues aquí os expongo mi propia experiencia al respecto.

Antecedentes:

  • somos root en 2.3.3 JVO
  • hemos instalado Titanium Backup Pro
  • tenemos un clorkwork mode (CWM) instalado (en mi caso el “ClockworkMod Recovery v2.5.1.3 – Voodoo lagfix”). Necesito investigar más para saber si hay alguna versión posterior que pueda instalar. Aquí lo expondré cuando esto suceda.

Procedemos:
  • hacer backup con Titanium Backup de TODO
  • por precaución, copiamos la carpeta /mnt/sdcard/TitaniumBackup a /mnt/sdcard/external_sd
  • reiniciamos en modo recovery y hacemos un wipe de todo:
    • apagamos el movil
    • pulsamos subir volumen, boton central y boton encender a la vez durante unos pocos segundos, hasta que nos aparezca un menú de texto.
    • con las teclas de volumen nos desplazamos para seleccionar “wipe data / factory reset”
    • confirmamos con el boton de encender
    • nos movemos a “Yes – delete all user data” y confirmamos con el boton de encender
    • ahora seleccionamos “advanced” y luego “reboot to download mode”
  • flasheamos con ODIN (la versión 1.7 es la que he usado):
    • iniciamos ODIN y cargamos los tres ficheros de la ROM donde correspondan:
      • el Kernel en PDA
      • el CSC
      • el modem (phone)
    • marcamos repartittion, auto reboot , f reset time (al marcar repartition, no hace falta desactivar el lagfix previo)
    • pulsamos start
    • el programa tarda unos segundos en verificar los ficheros y se pone a flashear.
    • tras dos minutos, el tfno reinicia.
    • ha aplicado un update.zip de la tarjeta…..es como si fuera algo que hace el propio voodoo CWM, ya que luego no encontramos ese fichero en la sd ni la extsd.
  • bajamos el voodoo lagfix con root incluido para esta 2.3.4 de:
    http://dl.project-voodoo.org/Gingerbread-GT-I9000-XXJVP-stock-kernel+hacks.tar
  • lo flasheamos con el ODIN:
    • iniciamos ODIN
    • sólo seleccionamos ese fichero en PDA y no marcamos re-partition ni nada distinto a lo que está.
    • iniciamos el tfno en modo download (bajar volumen, boton central, boton encendido) y pulsamos start en ODIN.
    • se flashea enseguida y se reinicia.
    • al reiniciar, suena voz metálica, aplicando el lagfix y tarda 2 minutos.
    • se reinicia normalmente, ya con el lagfix aplicado
  • descargamos la aplicación Super User del Andoird Market: lo ejecutamos.
  • reiniciamos
  • descargamos la aplicación Busybox Installer del Andoird Market: lo instalamos (nos dirá que somos root)
  • reiniciamos
  • instalamos Titanium Backup
  • restauramos Quadrant.
  • iniciamos Quadrant y medimos. Me dio 2100 aprox. en el primer test. En un test bastante posterior con todas als aplicaciones restauradas y varios reinicios, me dio más de 1800. Es un avance, frente a los 1400 que me daba con el 2.3.3 JVO + voodoo lagfix.
  • restauramos las aplicaciones y datos que precisemos de los backups hechos con el Titanium Backup en la 2.3.3 antes de flashear.
  • restauramos el APN (conexión a la red móvil de datos) de nuestra compañía, buscando por internet:
    http://www.elandroidelibre.com/2010/04/todas-las-apn-para-tu-android.html

El mejor tutorial y más sencillo para actualizar el Samsung Galaxy S a Gingerbread 2.3.4 JVP:


Ruteando por la galaxia Gingerbread 2.3.4 JVP

Ya sé que parece que estemos hablando del críptico nombre de una galaxia recién descubierta, pero quizá el post se lo merezca. Tras esa sensacional actualización del Samsung Galaxy S desde Froyo a Gingerbread 2.3.3 JVO, acaba de salir la Gingerbread 2.3.4 JVP.

La JVO con Voodoo Lagfix ha conseguido que la batería amplíe su autonomía de largo. Dos días de uso, por ejemplo. Cierto es que he modificao también alguna cosilla para tratar de alargarle la vida, las cuales citaré en otro post. De hecho, ni siquiera he relatado cómo flashear la 2.3.3 JVO, cosa que salió de lujo, a finales de mayo. Aquí, brevemente, nos vamos a enfocar en informar de cómo instalar Gingerbread 2.3.4 JVP en el Samsung Galaxy S.

Aclarar que si tenéis el lagfix instalado, al marcar “Re-Partition” en el ODIN (el programa que se usa para reflashear el móvil) no es necesario deshabilitar el lagfix. Lo he probado en plan Sto. Tomás. En los tutoriales dicen que es necesario. También comentar que desde el día 10 de junio, existe el Voodoo Lagfix correspondiente a esta versión para lo obvio y además hacerse root (rootearla, rutearla, o como queráis llamarlo :D) también. También parece que el Quadrant da cerca de 1800, lo cual elevaría el rendimiento alcanzado por una 2.3.3 JVO con lagix, que era de 1500. Dicen que se ha aumentado enel rendimiento gráfico. A saber….

 

El mejor tutorial y más sencillo para actualizar el Samsung Galaxy S a Gingerbread 2.3.4 JVP:


Ruteando por la galaxia

Tras haberme decidido al fin a dar ese pequeño paso para el hombre, pero gran paso para la “inhumanidad” que es pasarme a Android, hubo una serie de posibilidades “enredadoras” que se abrieron ante mis dedos.

El Samsung Galaxy S es un gran patoaparato, desde luego, y con un éxito tremendo a sus espaldas lo que le da una base de soporte de terceros verdaderamente brutal. Posiblemente se trate del primer terminal que haya conseguido sacar a los fanáticos de HTC y pasarlos a Samsung, cosa considerada como ciencia ficción hace tan sólo un año.

Pues lo que tocaba ahora es ver el tema del “ruteo” (rooting) del terminal, así como evaluar si precisaríamos flashearle una ROM distinta a la de fábrica.

Desde el minuto 1 la cosa se puso complicada. Resulta que todos los métodos probados ya no funcionan con la versión que me tocó. Así que dejé la cosa por imposible durante unas cuantas semanas, en espera de que por vías oficiales se pudiera instalar la versión Gingerbread del Android.

 

Pues bien. Un catarro que me ha tenido pseudofuera de combate unida a mi necesidad de probar las maravillas de eso del “lagfix”, dieron al traste con mi conformismo  inicial y reintenté una vez más el tema del rooteo, pero por otro método menos cómodo: usando el SuperOneClick y un cable USB.

Dicho y hecho. El programa, con el Galaxy en modo USB debug, rooteó el teléfono (siempre me da reparos llamar a estos chismes así…. es como llamarme “máquina del sexo”…. soy bastante  más que eso 😀 ) sin quejas. Sólo tuve que desactivar el antivirus, puesto que el exploit para rootear el Android es considerado virus y se usa también por ciertas aplicaciones dañinas para hacer maldades con tu agenda y con cargo a tu factura.

Una vez rooteado el teléfono, me congratulé al ver que cualquier programa que quisiera permisos de root, pasaría antes por mi táctil aprobación. Es un gran detalle, desde luego. Además, el rooteao te instala el BusyBox, un SSH Shell para el Android. El Titanium Backup tiene una utilidad para descargar uno más acorde con sus necesidades. Dicho y hecho.

Tras ello, usé el Titanium Backup para crear una copia de seguridad, cosa que recomiendan de manera proactiva.

 

Se me ocurrió que, ya que estábamos, podía volver a buscar info sobre cómo liberar el móvil. El móvil traía el bloqueo de red activado. Me descargué la aplicación Galaxy S Unlock para libearlo (aunque se puede hacer modificando un 1 por un 0 con un editor hexadecimal), y efectivamente, lo consiguió, haciéndome una copia de seguridad de la crítica carpeta /EFS.

 

Orgulloso de los novedosos avances, me dispuse a mirar eso del Lagfix, descartando actualizarme por el momento la ROM. Aquí encontré bastante lío, pero al fin supe reordenar todo en mi base de conocimiento.

Existe un proyecto llamado Voodoo, el cual hacen varias cosas interesantes para Android, entre ellas, el Lagfix. Bien, pues resulta que, sabiendo que el Voodoo Lagfix ha de ser el adecuado para la “major.minor version” de Android que tengamos (Froyo en mi caso), te descargas un fichero comprimido con ella al móvil, preferiblemente un zip.

Realmente, lo que te estás descargando es un kernel zipeado. Necesitaremos un flasheador de kernels para inyectarlo en nuestro pequeñuelo. Para ello, usé el SGS Kernel Flasher. Dicho y hecho, tras un backup de lo existente por si acaso, le indiqué la ruta del fichero y lo flasheó, reiniciando el móvil.

Al arrancar, el móvil tardó unos pocos minutos y una sedosa voz cibernética de juego de matar-asolar-destruir estuvo manteniéndonos al tanto del proceso de aplicación del lagfix. Al terminar de arrancar, el TouchWiz se quedó esperando indefinidamente, aunque el tfno respondía, por lo que decidí abrir el admin de tareas dejando pulsado el botón central y borrar las memorias de caché nivel 1 y 2, para reiniciar aplicaciones. El siguiente método habría sido reiniciar el móvil de nuevo. No hizo falta reiniciar. Las aplicaciones se reiniciaron y volvieron a la vida. El acongoje duró unos segundos 🙂

¿Surtió efecto?. ¡SI!. Aunque los paroncillos del cacharro no eran graves, efectivamente notas que el teléfono ahora va “más como un tiro aún”.

 

Animado por el tema, comencé a coquetear con el reflaheo de ROMs. Existen dos alternativas principales: usar el programa Odin 1.7 desde el ordenador, o usar un software desde el propio teléfono, el cual se sirva del CWM (Clockwork Mode). El programa ROM Manager nos permite usar el CWM (ofrece instalarlo si ve que no lo tenemos) para hacer que reflashear ROMs en nuestro teléfono sea un juego de niños.

Mi duda era si eso iba a eliminar mi aún flamante éxito: el Lagfix. Vi que para flashear cualquier ROM, antes hay que desactivar el Lagfix (a nos er que reparticiones en el proceso), pero también vi que el Voodoo Lagfix YA TRAE su propio CWM, el cual, por cierto, no es compatible con el ROM Manager. Así que descartaremos ese programa. Odin es el método que perdurará, seguramente. A todo esto, es el método que usaba con mis Galaxy 1 y 2.

Reflashear una ROM implica perder las aplicaciones instaladas, así que mejor dejarse de pruebas y hacerlo de manera casi definitiva. Para la Froyo, tengo una nueva actualziación, la 2.2.1, pero tampoco me merece la pena, sobre todo porque la RC1 de la 2.3.3 ya está fuera y en breve caerá la RTM, que será la que haya que reflashear.

El problema aún, de todas formas, es que la 2.3.3 aún no tiene un Voodoo Lagfix para ella. Al parecer si hay un método de rooteo, eso sí. Según los que ya la han probado, dicen que la batería dura un poco más, pero que la 2.2.1 con Lagfix va más suelta.

Así que a esperar toca…….

 

Unas direcciones interesantes: